jugador de fútbol americano anuncia su retiro «para seguir la voz de Dios»

ustin Carr, jugador perteneciente a los New Orleans Saints, informó que ha decidido retirarse para comprometerse a escuchar y seguir la voz de Dios.

Por medio de una publicación que el deportista cristiano compartió en Sports SpectrumCarr anunció el cambio de su carrera en la NFL (National Football League, mejor conocida en español como la Liga Nacional de Fútbol Americano).

En su mensaje, el futbolista americano habló sobre su intención de seguir la dirección de Dios a partir de este momento de su vida, incluso si eso significaba retirarse de su carrera profesional.

«Después de mucha oración y consideración, he decidido que es hora de pasar página sobre mi carrera en la NFL», escribió Austin«Se siente surrealista seguir adelante de este período de 20 años de atar los cordones de los tacos cada otoño. Pero estoy comprometido a seguir la voz de Dios».

El joven de 27 años más adelante reveló que actualmente, la dirección de Dios para su vida se ha vuelto bastante clara, sosteniendo que el Señor le ha prometido un nuevo y emocionante futuro para él y su familia.

Carr también agradeció a todos aquellos que lo han apoyado a lo largo de su carrera y paso por la NFL, como su agente, compañeros de equipo, entrenadores, personal y especialmente a su familia, donde sobresale su esposa, Erica.

Pero por sobre todas las cosas exaltó a Dios, por protegerlo, guiarlo y amarlo durante todo el camino recorrido.

«Eres eternamente digno de toda gloria, honor y alabanza de estos labios inmerecidos», declaró. «En verdad, puedo cantar con el salmista: ‘¡No a nosotros, oh Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria, por tu misericordia y tu fidelidad!’ (Salmo 115:1)«.

Ya al finalizar, Austin recalcó la importancia de confiar en Jesús sin importar lo que pueda ocurrir, pues Él tiene el control de lo que depara el futuro.

«Un hombre sabio dijo una vez: ‘Si quieres caminar sobre el agua, tienes que salir del bote’. No siempre es fácil, pero siempre es correcto que pongamos nuestra total confianza en Jesucristo. Por la próxima etapa de la vida, saliendo al agua de Su llamado», concluyó.