Cristianos en EE.UU recaudan gran donación para la restauración del lugar donde aseguran que «nació Jesús»

Como forma de ayuda entre hermanos, gran cantidad de cristianos en EE.UU se han unido para recaudar fondos y así poder reconstruir el lugar donde se cree que nació Jesús en Cisjordania.

Aliados con la Fundación para el Desarrollo de Bethlehem y American Friends of the Bethlehem Foundation, desde 2018 trabajan en la recaudación de fondos del lugar que estaba dentro de la lista Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Su mal estado de conservación hizo que todas estas personas se unieran para recaudar en 8 años alrededor de $30 millones y así restaurar la iglesia.

«La Iglesia de la Natividad es un tesoro de historia y de fe. Hemos hecho un gran progreso y esperamos completar el trabajo para devolver este tesoro al mundo», dijo Mazen Karam, director gerente y director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Bethlehem, en un comunicado.

Con una data desde el año 565, no ha sido renovada desde 1480 y estaba en peligro de derrumbe, pero las últimas obras de restauración han logrado que su techo, fachadas, mosaicos y puertas estén en mejor estado; la mayoría de esas donaciones provienen de donantes cristianos de EE.UU.

«Los cristianos en los Estados Unidos tienen un amor entusiasta por la Ciudad Santa de Belén. Estamos encantados con el gran apoyo de nuestros amigos estadounidenses y su compromiso de ayudar a revitalizar la Iglesia de la Natividad», dijo el presidente de la American Friends of the Bethlehem Foundation, George Salem.

Con estas recaudaciones, las fachadas externas, uno de los mosaicos de una pared, puertas, yeso interno, 11 columnas del centro de la construcción, sistemas de iluminación y detector de humo ya fueron restaurados y exitosamente instalados.

Desde ya se ha iniciado un plan con el que se quiere la restauración de los muros de la iglesia con revestimiento de piedra y mármol, las losas de piedra en el patio delantero y más sistemas de detección de humo y extinción de incendios.

«Pero nuestro compromiso con Belén es mucho más; estamos apuntando a iniciativas sostenibles y proyectos comunitarios, con la esperanza de restaurar algo de paz, amor y alegría a la gente de Belén», dijo Samer Khoury, uno de los administradores del proyecto.

Estas reparaciones ayudan a que los ingresos de la localidad aumenten luego del descenso turístico del lugar durante la pandemia.

Dicho lugar es mantenido por el Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén, situado debajo del altar principal de la iglesia contiene un espacio subterráneo llamado “La Gruta de la Natividad”, que es donde se cree que nació Jesús.